miércoles, 30 de septiembre de 2015

Menos mal que las tengo a ellas,
mis amigas color malva
que siempre me acompañan
colgadas bajo mis pupilas dilatas:
mar azabache,
que en su profundidad encerrada
la tempera salada nunca emana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario